La experiencia de unas vacaciones en bicicleta

El ciclismo es una excelente manera de relajarse, ya que pedalear disfrutando del paisaje hace que no sólo tu cuerpo se active, sino que tu mente se libera de las preocupaciones del trabajo. La acción de ir pedaleando se convierte en algo natural, ya no piensas en lo que estás haciendo, tu cuerpo se pone en modo automático y tu mente se relaja, deambula… y lo único que importa es disfrutar de todo lo que nos rodea.

Si estas leyendo esto, seguramente sueles coger tu bicicleta y hacer alguna ruta mañanera, por ello imaginate utilizar tu bicicleta durante tus vacaciones, esa sensación de libertad y relajación la llevarías a otro nivel, ya que además de estar de vacaciones disfrutarás al máximo de tu tiempo libre. Existen muchas opciones para viajar en bicicleta de ciudad a ciudad, descansando de hotel en hotel. Puedes elegir el recorrido que más vaya contigo.

Al planificar unas vacaciones en bicicleta, no sólo la ruta a elegir importa, sino también el equipaje a llevar. Las camisetas y pantalones deben ser cómodos, el calzado, debe ser adecuado para ir en bicicleta, unas buenas gafas de sol, una cantimplora y el casco son básicos. Si vas por tu cuenta, no olvides un kit de reparación de pinchazos, cámaras hinchables de repuesto y un inflador. Otra cosa que tienes que tener en cuenta es dónde guardar el equipaje, en este caso lo más práctico son las alforjas que se ajustan a los lados de la bicicleta. Las alforjas son como unas sacas o bolsas que se montan sobre los transportines o portaequipajes que van colocadas sobre las ruedas traseras y delanteras de tu bicicleta; también puedes añadir una bolsa especial que se ajustan al manillar de la bicicleta para llevar algunas pertenencias a mano. Déjate asesorar por una buena tienda de ciclismo para encontrar las mejores alforjas según tus necesidades y que se ajusten perfectamente a la bicicleta. No esta de más, según el uso que le vayas a dar, que sean impermeables o comprar unas fundas impermeables que se adapten a ellas.

Vacaciones en biciA la hora de elegir un destino para viajar en bicicleta tenemos que tener en cuenta el recorrido a realizar, ver las características y el perfil de la ruta, de ese modo sabremos cuál es el nivel de condición física necesario para realizarla. El sur de Francia es un buen sitio para disfrutar de los mismos recorridos que realizan los ciclistas durante el Tour de Francia, eso sí, tu condición física debe ser alta para poder subir con su bicicleta las legendarias ascensiones de Alp d’Huez, el Col du Galibier, el Col de la Croix de Fer y otras más.

España es otro destino popular para ir en bicicleta. Los recorridos de hotel a hotel por Cataluña, hará disfrutar a los ciclistas del hermoso paisaje y de la vida de las aves de esta región bajo un cielo soleado.

La Toscana es un lugar de moda para ciclistas y turistas de toda Europa, por lo que si estás interesado en unas vacaciones en bicicleta por Italia, esta región puede ser una buena opción. El clima mediterráneo hará que pasear en bicicleta por la hermosa campiña italiana sea un placer. Por supuesto, gran parte de la belleza de Italia proviene del encanto de su cultura italiana y de los pequeños pueblos por los que se pasa. Ir en bicicleta te dará una visión diferente que no te dejará indiferente.

Muchos son los destinos que se pueden hacer en bicicleta y “a tu aire”, pero también hay recorridos más cómodos, destinos en los que pedalear sin preocuparse de tu equipaje, ya que te lo llevan al siguiente hotel. Sólo te tendrás que preocupar de disfrutar del destino y llevar lo necesario para tu recorrido. Normalmente son de una semana, pero un buen profesional se lo hará a medida.

Lo más bonito de hacer una ruta en bicicleta, es que le da la opción de explorar intensamente la región que visitas, respirar su atmósfera y el aire fresco del campo mientras recorres kilómetros y kilómetros, en un paseo dónde tu única obligación es llegar a tu siguiente destino, a tu ritmo, dónde te esperará una ducha estimulante para luego disfrutar de la cocina local para reponer fuerzas. Disfrutaras de los restaurantes locales, cafeterías, bodegas y otros lugares típicos, sin olvidarnos de la gente local y de su cultura, que son los que realmente dan forma al sabor distintivo de una región. Al realizar una ruta en bicicleta, a tu ritmo, sin prisas, disfrutarás mucho más de esas cosas que si lo hicieras en un autobús turístico. Es una sensación única.

Recopilamos y procesamos sus datos, de acuerdo con el GDPR y nuestras Políticas, para proporcionar nuestros servicios y permitir el correcto funcionamiento de este sitio web. Todos los datos se recopilan y procesan,
a través de cookies y otras herramientas, de acuerdo con nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies, cumpliendo con las reglas de la regulación general de protección de datos (GDPR)

ACEPTAR
Aviso de cookies