La primera vez que decidí convertir uno de mis deportes favoritos en mis primeras vacaciones cicloturísticas lo que más me preocupaba eran las infraestructuras. Sin embargo, mi asombro fue mayúsculo cuando comprobé que no solo eran muy buenas, sino que además estaban adaptadas a todas las edades.

Veía cómo la gente hacía turismo en bicicleta con niños y bebés llevándolos en el manillar de la bici para tomar un helado, o en un trolley, si el motivo era hacer un viaje de varios días.

Los complementos que habían eran una pasada. Así que, cuando empezamos con nuestro proyecto Rutasenbicicleta.net, decidimos incluir también a los niños ya que somos de la opinión de que, si algo te gusta y tienes hijos, ¡engánchales!

Aspectos Claves para Rutas en Bicicleta con Niños

Antes de lanzarse a la aventura del turismo en bicicleta con niños, lo primero que hay que tener en cuenta es en qué etapa se encuentra el niño, es decir, si es dependiente (no pedalea) o es independiente (es capaz de llevar su propia bicicleta).

Son etapas muy diferentes y lógicamente no se pueden tratar igual a la hora de plantearse un viaje en bicicleta. A continuación, quiero compartir con vosotros consejos e ideas que os pueden ser útiles si tenéis pensado viajar con niños.

Creciendo con la bici

Creciendo con la bici

  • Cicloturismo con niños: ¿Cuál es la edad ideal para empezar?

La edad depende del niño y, sobre todo de los papis, que sois quienes mejor conocéis a vuestros hijos. Si soléis salir en bicicleta una tarde de verano, un domingo, para hacer una excursión a la playa, al campo o al parque y al peque le gusta, la decisión es vuestra.

Personalmente pienso que a partir del año y medio es una buena edad, ya que lo puedes llevar tanto en la sillita como en el trolley.

  • ¿Cuál es la edad recomendada para que un peque inicie una ruta cicloturística por su cuenta?

Normalmente un niño puede montar en bicicleta a partir de los 4-5 años, pero quizás en este caso sea el transporte el que marcaría el momento ideal para viajar.

La bicicleta ideal para que un niño haga una ruta es a partir de 20 pulgadas, ya que llevan marchas y eso no solo lo agradece el niño, sino también los padres. Alquilar una más pequeña puede ser complicado dependiendo del itinerario elegido.

  • Normalmente las etapas en bicicleta son de unos 40-50 km, ¿no son distancias muy largas para los niños?

Si el niño es dependiente y van dos adultos mínimo, el peque puede alternar la sillita y el trolley que, bajo petición, puede tener capacidad para dos peques, en el caso de que fuera necesario porque se viajara con más de un niño.

Dentro del trolley se puede meter a su peluche preferido (aconsejamos llevarlo atado con una cuerda), algún juguete y agua.

Siempre que se emprende un viaje de turismo en bicicleta con niños se hacen paradas de vez en cuando en algún parque infantil. La verdad es que es muy fácil encontrarlos a lo largo de la ruta y muchas veces cerca de una tasca típica, cosa que los adultos agradecemos.

Si nuestra ruta en bicicleta es por alguna zona de lagos o se circula a lo largo de un río, una parada para daros un chapuzón es una buena idea que apetece a todos.

He de decir que el niño, cuando va en el trolley después de comer, está garantizado en un porcentaje bastante alto la siesta.

Por el contrario, si el niño lleva su propia bici de 20 pulgadas con marchas, la velocidad que puede coger es de unos 12-15 km hora, llegando en momentos de competitividad a los 20 km.

Por ello, si pensamos en hacer turismo en bicicleta con niños en rutas de unos 50 km, no necesitamos un día entero para llegar, aunque seguramente lo utilizaremos, ya que la idea es ir parando para disfrutar de los numerosos atractivos turísticos que podemos encontrar.

Eso si, en este caso, es importante saber lo motivado que está el niño, ya que el cansancio no suele ser una opción para ellos. Son incombustibles.

En ambos casos, si es la primera vez que vais a viajar en bicicleta con niños, escoged una ruta con etapas cortas, donde tengáis la posibilidad de poder coger algún medio de transporte, barco o tren, para poder acortar distancias en caso necesario.

8 Trucos Prácticos para Hacer el Equipaje en tus Viajes en Bici con Niños

  • Si necesitáis pañales, llevaros los necesarios para un par de días. En destino podéis comprar sin problemas. Lo mismo ocurre con los potitos.

    Etapas del niño con la bici

    Etapas del niño con la bici

  • Es aconsejable llevarse un par de “Tupperware” para poder llevar diariamente fruta u otro alimento, porque los niños siempre tienen hambre.

  • Bolsas de congelado con zip. Son muy prácticas, para meter alimentos y la ropa de cambio.

  • No olvidéis su peluche preferido así como algún juguete, cuento…

  • Un par de chupetes y su biberón preferido si es el caso.

  • Cuerda para atar el peluche, para que no sucedan tragedias como perderlo. :)

  • En las alforjas, al igual que los adultos, debéis llevar crema solar, repelente de mosquitos, un gorro, bañador, toalla de microfibra, ropa de cambio, una chaqueta fina y calzado tipo escarpines, ya que las playas de río y los lagos son de piedra.

  • Normalmente en la ruta en bicicleta se puede llevar un bulto (maleta) por persona, pero si viajáis con niños y avisáis se puede llevar un carrito. Recomendamos uno sencillo y que pese poco. Puede ser que el niño no lo use normalmente pero, después de la cena y varios kilómetros a sus espaldas, el niño se suele quedar sin pilas hasta el día siguiente y al menos que os apetezca cargar con la criatura, esta opción es muy útil.

Hacer turismo en bicicleta con niños no son unas vacaciones cualquiera. Es una aventura que jamás olvidarán, ni olvidaréis.