Hoy salimos un poco más tarde, sobre las 10.30 horas. Hoy el día también acompaña. La salida del Zell am See es muy agradable, rodeando el lago. Nos dirigimos dirección a Maishofen.

Señales ruta bici Tauern

Señales carril bici de Tauern

Al llegar a Gerling tenemos dos opciones, escogemos la del carril bicicleta en dirección a Ruhgassing hacia Almdorf. Nos encontramos con algún repecho que otro, pero vamos bien. Una vez cruzamos la carretera tenemos una cuesta más pronunciada.

Viajar en bici PN Tauern

Carril bici dirección Maishofen.

Llegamos a Rain y vemos una señal dirección a Ramseiden hasta Saalfelden, para continuar hasta Weisbach uno de nuestros objetivos del día.

Esta parte de la ruta es una pasada, es una zona boscosa, más bien cuesta abajo por camino de tierra, pero muy agradable. En este trayecto casi no hablábamos, íbamos cada uno inmerso en nuestras cosas, pero disfrutando de la ruta en sí. Una vez llegamos a Weisbach lo comentamos, fue fantástico. Ya estábamos cerca de Vorderkaser, nuestro destino para comer, así que decidimos comprar todo lo necesario para hacer un buen picnic.

Ruta en bici. Tauern

Carril bici hacia Vorderkaser

Habíamos leído que era una zona habilitada para el baño y es una de las cosas que siempre nos ha gustado, sobre todo en días soleados como el que teníamos. Comer cerca del río, poder refrescarte y hacer una siesta era todo un lujo para nosotros, así que decidimos que era la mejor opción para comer.

Tras abastecernos, cruzamos la carretera y a unos 3 km vemos nuestro desvío a la izquierda. (Vorderkaser). Es un camino de tierra y cuesta arriba. Sólo quedan 2,5 km, pero son cerca de las dos y hace calor. Se hace un poco duro. A lo largo del camino vemos un aparcamiento, y gente con mesas cerca de las pozas, (piscinas naturales), que iban apareciendo según avanzábamos. La gente estaba disfrutando de un chapoteo y daban ganas de pararse allí mismo, pero continuamos… Al final llegamos y como siempre tuvimos nuestra recompensa… que afortunadamente superaba nuestras expectativas … ¡un chiringuito!.

Viajar en bicicleta.Vorderkaser

Baño en el río. Vorderkaser

Aparcamos en un sitio habilitado para las bicicletas y lo primero que hicimos fue ir directamente a por unas cervezas bien frescas, ¡que bien saben!. Tras relajarnos en la terraza, nos acercarnos andando al río para buscar una zona agradable, comer y refrescarnos. Yaiza se lo pasó pipa, se puso sus escarpines y !al agua patos!, y los adultos hicimos lo propio. Tras descansar un rato decidimos hacer la excursión prevista… ir a Vorderkaserklamm, un desfiladero declarado monumento natural en 1977, que se encontraba muy cerquita.

Viajar en bici. Vorderkaserklamm

Vorderkaserklamm. Monumento Natural.

José se quedó con la peque ya que no era apto para ella y los dos se quedaron jugando en el río mientras nosotras decidimos subir. La entrada nos costó 3,5€. Es muy chulo y vale la pena, pero hay que subir una buena cuesta y luego bajar y subir numerosos peldaños. Hace unos 13,000 años, en la última glaciación el hielo se deshizo y el río Ödenbach empezó a modelar la dura roca año tras año, a una media de 6 mm al año.

Ruta en bici. Vorderkaserklamm

Desfiladero de Vorderkaserklamm

Hoy en día la garganta tiene alrededor de 400 metros de largo y 80 metros de profundidad, con unos 6 metros de ancho en la parte superior y unos 80 cm en el fondo. Un total de 51 puentes y 35 pasarelas con 373 escalones… Hicimos más de ejercicio de lo previsto, pero lo pasamos muy bien.

Sobre las seis nos ponemos en marcha, era un poco tarde, pero nuestro hotel ubicado en St Martin no esta lejos, a unos 7 km aproximadamente.

Ruta en bici Tauern. St . Martin

Vistas desde St. Martin.

El pueblo es muy pequeño y el hotel esta un poco aislado, pero el entorno es maravilloso. El hotel tiene piscina climatizada, así que no lo pensamos dos veces, todos nos pusimos el bañador y nos dimos un chapuzón. Tras la pertinente ducha y cambiarnos de ropa nos dirigimos al restaurante que tenía una pinta muy agradable. Ese día había preparado una especie de buffet de ensaladas al aire libre y nos unimos a él, luego pedimos sobre carta y una botella de vino para comentar las sensaciones del día y echarnos unas risas. El servicio fue muy bueno. ¡Qué mejor manera de terminar el día!, ¡Otro día perfecto!

… pero aún queda mucha ruta por delante.