Lo primero que te comento es que necesitamos descansar un poco. El Danubio alemán es bastante duro. Al final hicimos 619 km trabajados desde el primero al último. Las tres primeras etapas no circulaban por el valle del Danubio por la sencilla razón que el valle es demasiado estrecho y por tanto se desviaba por los pueblos adyacentes, muy bonitos, pero con unos desniveles importantes que salvar en unas bicis de paseo que tienen un peso significativo y un manillar muy levantado.

Sin embargo la ruta era preciosa desde el comienzo ya que vimos nacer el río más importante de Europa como poco más de un riachuelo para ir ganando volumen y dejarlo en Passau convertido ya en la enormidad que conocemos.

Nacimiento del Danubio.Donaueschingen

Nacimiento del Danubio.Donaueschingen

Por tanto merece la pena pero hay que avisar sobre la dureza del recorrido en esas etapas. Las cinco posteriores ya eran simplemente largas pero llanas.

Lo segundo la organización : perfecta. Desde el estado y entrega de las bicis con su equipamiento, la recepción en los hoteles y el traslado de maletas rápido y eficiente. No tuvimos necesidad de ninguna ayuda pero estoy seguro que habrían aparecido inmediatamente al rescate.

Los hoteles. Bueno el de Donaueschingen, el de Fridingen ( muy peculiar esa Jagdhouse en mitad de ningún sitio), encantador el de Ulm, maravillosamente situado el de Reggensburg, perfecto el de Passau. El de Deggendorf no era un hotel para ciclistas pero supongo que es lo que había. El de Ingolstadt ( Art Hotel) no pinta nada en este cuadro. El de Obermachtal deberíais cambiarlo por el Klosterhotel de la misma familia pero situado al lado de la soberbia abadía en el centro del pueblo. El final de Passau fue una recompensa por los 619 km. En cualquier caso en todos hicieron un gran desayuno.

El tiempo muy bueno, muchas horas de sol a pesar de largos km por bosques. Más de un tercio del terreno es por caminos de sirga con muchas piedras pero es lo que hay. Prácticamente nada de coches, solo algún tramo complicado.

Danubio Alemán

Danubio Alemán

El folleto explicativo  es muy bueno tanto el español como el del mapa de ruta. Sólo echamos en falta algún warning de los puntos más conflictivos ( que los hay) como cruces con carreteras o posibles confusiones ( tuvimos algunas cuantas). Pero a poco que se entienda alemán, los nativos son muy amables y te dan todo tipo de explicaciones en suavo o en bávaro que se parecen algo al alemán que hablo en el trabajo ????.

En resumen, el Danubio alemán no es el Danubio austriaco. Mucho más duro y más largo, supone una prueba física importante con jornadas entre 70 y 90 km. La recompensa es un recorrido inolvidable entre bosques, campos de lúpulo y maíz, pueblos medievales y ciudades soberbias como Ulm, Ingolstadt y sobre todo Reggensburg. Muy recomendable si avisas previamente de su dureza.

El año que viene intentaremos que nos organices una ruta por la Holanda interior.

Donaueschingen-Passau

Donaueschingen-Passau