NOCHES EXTRAS EN SALZBURGO

Con la ciudad de Salzburgo hicimos lo mismo que con Munich. Ya que no conocíamos está bonita ciudad decidimos ampliar nuestra estancia y la verdad, valió la pena.

 

DIA 1. SALZBURGO. CASCO ANTIGUO

Tras desayunar nos vamos a Salzburgo en tren. Llegamos justo para dejar el equipaje, e ir a comer a un lugar cercano, la tarde la utilizamos para ubicarnos en esta bonita ciudad.

Kapitelplatz, centro neurálgico de Salzburgo con su esfera dorada y el ajedrez gigante.


Kapitelplatz, centro neurálgico de Salzburgo con su esfera dorada y el ajedrez gigante.

Cementerio y Catacumbas de la Abadía de San Pedro

Cementerio y Catacumbas de la Abadía de San Pedro

Nos dirigimos al centro de la ciudad, que no estaba demasiado lejos del hotel para ir caminando, cruzamos el río Salzach por un puente (Staatsbrucke) y ya estábamos en el casco antiguo de Salzburgo, declarado patrimonio de humanidad por la Unesco en 1997. En esta orilla del río se puede visitar la Catedral, la Abadía de San Pedro, su cementerio y sus catacumbas, la Casa Natal de Mozart … entre otras muchas cosas… ¡Descubrela!, nosotros lo hicimos y como no disfrutamosde su ambiente.

Centro histórico de Salburgo. Unesco

Centro histórico de Salburgo. Unesco

DÍA 2. FORTALEZA DE HOHENSALZBURG
DespuÈs del desayuno nos pusimos en marcha para disfrutar de otros atractivos de Salzburgo. El dÌa era muy bueno, un sol resplandeciente. El día dio para mucho.

Parque de Mirambel y concierto al aire libre. Salzburgo

Parque de Mirambel y concierto al aire libre

Palacio Mirambell. Salzburgo

Palacio Mirambell. Salzburgo

Salimos caminando hasta el parque de Mirambell, tienen un parque para niños muy chulo y cerca de nuevo oímos música lo que nos hizo acercarnos a su origen, por algo estábamos en la ciudad de Mozart, era un pequeño concierto de música clásica al aire libre. Tras disfrutar un rato de la música, continuamos por viendo el parque y también el Palacio de Mirambell. Cruzamos el río Salzach a través de un puente (Müllner Steg), justo al otro lado del río vemos un mercadillo callejero que se encuentra a orillas del río, en la calle Franz Josef Kai, que está muy animado y concurrido.

Río Salzach  y mercadillo. Salzburgo

Río Salzach y mercadillo. Salzburgo

Plaza Anton-Neumayr. Ascensor al monte Münchsberg. Salzburgo

Plaza Anton-Neumayr. Ascensor al monte Münchsberg. Salzburgo

Tras pasear y dotorear un rato nos desviamos hacia la plaza Anton-Neumayr donde se encuentra el ascensor al monte Münchsberg que une el Alstadt (casco antiguo) con el museo de arte moderno y la fortaleza que se encuentra en lo alto del monte. El coste de solo subida es de unos dos euros, ya que la idea es ir paseando hasta la fortaleza Hohensalzburg y bajar por el funicular.
La subida nos lleva directamente al museo y nada más salir, nos impresionan las bonitas vistas de la ciudad, son espectaculares. Hay un restaurante con varias terrazas todas con vistas. Aprovechamos para tomarnos una cervecita, el lugar y las vistas merecen la pena.

Disfrutando de las vistas.Monte Münchsberg. Salzburgo

Disfrutando de las vistas.Monte Münchsberg. Salzburgo

Vistas desde el monte Münchsberg. Salzburgo

Vistas desde el monte Münchsberg. Salzburgo

Tras la parada técnica atravesamos el bosque en dirección a la fortaleza. Esta asfaltado, por lo que es muy cómodo ir con carrito. Vemos un chiringuito en mitad del bosque y nos paramos para que Yaiza pudiera comer.

Paseo por el monte Münchsberg. Salzburgo

Paseo por el monte Münchsberg. Salzburgo

Llegada a la fortaleza Hohensalzburg. Salzburgo

Llegada a la fortaleza Hohensalzburg. Salzburgo

Continuamos nuestro paseo y llegamos a la fortaleza, tras pagar la entrada, unos 8 euros, justo al principio de la visita vemos un restaurante muy animado donde decidimos parar para comer, Yaiza esta con su siesta, es el momento ideal.

Fortaleza Hohensalzburg. Salzburgo

Comiendo en la Fortaleza Hohensalzburg. Salzburgo

Vistas desde la Fortaleza Hohensalzburg. Salzburgo

Vistas desde la Fortaleza Hohensalzburg. Salzburgo

Tras comer visitamos la fortaleza y disfrutamos de una tarde muy agradable. Después bajamos por el funicular fijo, el más antiguo de toda Austria (1892) y regresamos al hotel. Existen paquetes especiales que incluyen subida y bajada con el funicular y la entrada si queréis visitar únicamente la fortaleza.

Funicular a la Fortaleza Hohensalzburg. Salzburgo

Funicular a la Fortaleza Hohensalzburg. Salzburgo