Tras el desayuno contratamos directamente en el hotel un servicio de transfer que nos llevaba desde el hotel al aeropuerto. El precio fue bastante bueno, por lo que desechamos el taxi.
Una vez en el aeropuerto cogimos nuestro avión vía Dusseldorf con destino a Alicante.
Ya íbamos pensando en cual sería nuestra próxima ruta

Ruta en bicicleta Passau-Viena