Hoy toca disfrutar de Viena.  Así que nos ponemos cómodas y después de desayunar nos dirigimos andando a Ringstrasse. Significa “calle circular”, es una avenida suntuosa que rodea el centro de Viena. Solo pasear por ella es un lujo, ya que puedes admirar edificios arquitectónicos increíbles y empaparte de un ambiente puramente monárquico. Esta declarada Patrimonio de Humanidad por la UNESCO.
Hacía un día estupendo y decidimos pasear por la ciudad.

¡Que rico!

¡Que rico!

A la hora de comer decidimos seguir el consejo de Andreas e ir al Prater a  comer al restaurante “Schweizer Haus”  y comer el famoso codillo de cerdo (Stelze). Comimos en el jardín y la verdad es que teníamos mucha hambre y el codillo con una cervecita nos sentó de maravilla.
El Prater es un parque de atracciones famosa por haberse grabado parte de la película “el tercer hombre” y como no,  por su noria cuyas cestas son vagones de tranvía. El Prater mezcla el tío vivo nostálgico y la montaña rusa más moderna. Hay cerca de 250 atracciones. Vale la pena dar un paseo por la zona.

El Prater y su famosa noria

El Prater y su famosa noria

Kärntner Strasse

Kärntner Strasse

Por la tarde nos dirigimos a la zona de Opera y dimos un paseo por Kärntner Strasse, una calle peatonal, Os recomiendo que probéis la famosa tarta Sacher (Sachertorte), famosa y riquísima tarta de chocolate. Esta receta fue creada por Franz Sacher en 1832, quien años más tarde montó el hotel Sacher, haciéndose famoso sobre todo por su tarta. Este hotel se encuentra justo detrás de la Opera de Viena en la calle Philarmonikestrasse 4. Es normal encontrar cola para poder entrar. Si te gusta el chocolate no te vayas sin probarla. La puedes encontrar en numerosos sitios.

Cenando en un Heuringe

Cenando en un Heuringe

Por la noche y para despedirnos de Viena nos teníamos reservado algo especial. Ir a una taberna Heurige a cenar.  Hay numerosas zonas, pero nosotras fuimos a Grinzing donde encontramos una taberna muy animada, al aire libre y con música en directo. Pasamos una velada encantadora con una buena copa de vino para brindar por nuestro viaje.
Tras cenar nos dirigimos en tranvía al hotel. Había que preparar el equipaje.

Algunas zonas que visitamos en Austria:

El Naschmarkt es un mercadillo muy famoso que abre de lunes a sábado. Es el mercadillo más grande de Viena. Aquí se encuentran numerosos puestos de frutas y verduras, así como gran variedad de productos internacionales. También abundan pequeños restaurantes donde puedes encontrar gran diversidad de platos. Los sábados instalan justo al ladoun “rastro”.

El Naschmarkt

El Naschmarkt

El Parlamento

El Parlamento

El Ayuntamiento

El Ayuntamiento

La Opera

La Opera