Hoy salimos del hotel hacia la izquierda y seguimos por el paseo que es muy largo, a lo lejos vemos el aeropuerto de la ciudad y tras hacer unos cuatro km vamos hacia el interior a nuestra izquierda dirección Leffinge.

Parada técnica. Ruta circular en bici a Nieuwpoort

Parada técnica. Ruta circular en bici a Nieuwpoort

Llegando en bici a Nieuwpoort.

Llegando en bici a Nieuwpoort.

Desde Oostende a Nieuwport en Bici.

Pasamos y vemos el cartel que señala la entrada al Atlantic Wall, (Muro del Atlantico), que originalmente se extendía desde Noruega hasta la frontera franco-española y tenía una longitud de 5.300 kilometros. Este museo al aire libre, es un lugar histórico único, donde encontramos alrededor de sesenta construcciones alemanas de las dos guerras mundiales, (trincheras, bunkers subterráneos y restos de las baterías costeras alemanas; Aachen (construido en 1915, IGM) y Saltzwedel neu (desde 1941, IIGM), puntos de observación, artillería antiaérea y otros edificios que servían de defensa. de armas, siendo de las mejores conservadass de la costa atlántica. El ambiente que se respira es sin duda el del “día más largo”. Para realizar la visita se necesitan al menos un par de horas y ganas de andar.

Monumento al Rey Alberto I. Nieuwport

Monumento al Rey Alberto I. Nieuwport

Continuamos nuestra ruta hasta Nieuwpoort importante pueblo de pescadores, desde lejos ya divisamos el Monumento al Rey Alberto I, estructura circular de 30 metros de diámetro y veinte columnas. Data de 1938 y fue construido por iniciativa y apoyo de los veteranos de guerra de la I Guerra Mundial. Se sitúo a orillas del Ijzer por la gran importancia que tuvo este río durante la guerra.

Refrescándonos en Nieuwport.

Refrescándonos en Nieuwport.

Cruzamos un puente para pasar por encima del río Ijzer y por un par de canales más. Continuamos por el carril bici y vemos una moderna parada de tranvía. Justo delante hay una plaza enorme con banderas y con unos chorros de agua que salen cada cierto tiempo del suelo que sirve para refrescarse, cosa que hacemos. Volvemos a coger las bicicletas y tenemos que pasar por un par de puentes más.

Paseando en bici por Nieuwport

Paseando en bici por Nieuwport

Pasamos por el Mercado del Pescado y seguimos las indicaciones que nos llevan directamente a un enorme paseo a orillas del río que va en dirección al mar. En cuanto vemos la parada del transbordador paramos a esperar nuestro turno para cruzar el río. El servicio es gratuito.

Cruzando el río Ijzer con las bicis

Cruzando el río Ijzer con las bicis

La verdad es que el servicio de transbordadores es genial, ya que te da múltiples opciones para organizar tus paseos tanto a pie como en bicicleta. Da gusto ver los paseos, los barcos… lleno de personas y de bicicletas. La sensación es que tienen exactamente los mismos derechos. Nosotros desde que empezamos a hacer viajes en bicicleta con la peque, el hecho de llevar carrito, silla… y todo lo demás, puede agobiar, pero la verdad es que siempre que hemos subido a un medio de transporte siempre nos han ayudado, ya que en más de una ocasión hemos tenido dificultades para subir el “tráiler”, ya que a veces es muy ancho, hay que desmontarlo…. Pero jamás te ponen mala cara, te echan un cable y te dicen donde colocarte.

Muro Atlántico. Búnkers. Oostende

Muro Atlántico. Búnkers. Oostende

Ya al otro lado del río continuamos con las indicaciones dirección a Lombardsijde. Se respira el ambiente militar y la importancia que tuvo en la IGM. Al llegar a Lombardsijde seguimos los carteles que nos llevan a cruzar la carretera de la costa para coger el paseo marítimo que nos lleva directamente a la puerta del hotel, quedan 12 km.

Mar del Norte. Oostende

Mar del Norte. Oostende

A nuestra izquierda el mar y a la derecha vemos los bunkers de artillería (Atlantic Wall) por el lado de la costa. A lo largo de este paseo disfrutamos de las maravillosas vistas del Mar del Norte, mañana ya partimos hacia Brujas, nuestra última etapa. Paramos a tomarnos algo, mientras Yaiza jugaba con la arena y un tobogán (acceso a la playa para los más peques).

Acceso para niños a la playa. Oostende

Acceso para niños a la playa. Oostende

Llegamos al hotel, duchita, cena, sobremesa y luego dimos un paseo por la playa con nuestros amigos los italianos. Leda y Yaiza iban buscando conchas, hacía una noche estupenda.

Día 9. Etapa en bicicleta por Flandes Ostende-Brujas (36km)