Tras dejar nuestro equipaje en recepción y desayunar nos preparamos para realizar nuestra etapa de hoy. Hace un sol esplendido y hay que aprovecharlo. Hoy tenemos previsto parar en la isla de Lindau que se encuentra a unos diez kilómetros de Kressborn-Gohren. Pasamos por Nonnenhorn donde vemos a un grupo de personas parados viendo algo, así que decidimos parar, resultó ser una prensa de vino impresionante que data de 1591, tras hacer unas fotos continuamos nuestro viaje en bicicleta pasando por Wasserburg hasta llegar a la Isla de Lindau.

En bicicleta de Kressbronn a Bregenz.

Prensa de vino. Nonnenhorn.

Prensa de vino. Nonnenhorn.

Antes de llegar nos encontramos con un atasco de bicicletas, había un paso a nivel y tenemos que esperar a que pase el tren que sale de Lindau. Una vez se levanta la barrera, giramos a la derecha para coger el puente que nos lleva directamente a la isla de Lindau. Llegamos a la estación de tren y desde allí vemos la bocana del puerto donde se encuentran dos de sus símbolos, el León de Baviera que vigila la frontera de Suiza y Austria y el faro blanco.

Puerto. Isla de Lindau

Puerto. Isla de Lindau

Decidimos dar un paseo por el puerto donde destaca la Torre del puerto Mangturm una torre defensiva del siglo XIII, diseñada para proteger el puerto de Lindau, ya que años atrás servía como viejo faro. Paramos en un parque cercano para tomar algo tras lo cuál seguimos recorriendo la isla… la plaza del mercado donde se encuentran la iglesia católica de Santa María y la Iglesia protestante de San Estefano, justo en medio esta la fuente de Neptuno y al otro lado el Museo Municipal de Lindau que alberga una exposición de Joan Miró hasta septiembre.

Maximilianstrasse.  Isla de Lindau

Maximilianstrasse. Isla de Lindau

Seguimos callejeando hasta Maximiliamstrasse la calle comercial más importante de la isla, está muy animada y en una de sus esquinas nos sorprende un edificio de estilo gótico, es el antiguo Ayuntamiento (Alte Rathaus) que data de 1422. Tras un par de horas recorriendo esta bonita isla decidimos continuar nuestra ruta en bicicleta hasta Bregenz. Salimos de la isla junto a las vías del tren y justo a la salida del puente volvemos a encontrarnos un montón de tráfico, hay muchísimas bicicletas. Continuamos nuestra ruta y a pocos kilómetros cruzamos la frontera de Alemania para entrar en Austria sin darnos cuenta y llegamos a Bäumle donde vemos un sitio estupendo para comer. Hay un barco-restaurante que está atracado y tiene justo al lado un enorme parque infantil, ¡Ideal!. Yaiza no tarda en ir al parque a jugar un rato mientras pedimos algo para comer. Después de comer se fue a jugar  con unos niños de la zona… a sus edades no hay problemas de idiomas.

Parada técnica durante la ruta en bici hacia Bregenz

Parada técnica durante la ruta en bici hacia Bregenz

Tras descansar un rato nos dirigimos a Bregenz, se nota que hemos cambiado de país, vemos las “playas” del lago abiertas al público, sin limitaciones, donde hay mucha gente disfrutando del espléndido día. Vamos por el paseo junto al lago y las vías del tren. En poco minutos encontramos nuestro hotel, en segunda línea. Tras ducharnos decidimos dar un paseo y acercarnos a ver el escenario lacustre mas grande del mundo en su categoría, siendo el buque insignia del Festival de Opera de Bregenz que se celebra todos los años durante un mes en verano. Es impresionante ya que tiene una capacidad para 7000 personas. Este año se representa la Flauta Mágica de Wolfgang Amadeus Mozart. Vemos mucho trasiego de gente y están a punto de cerrar las puertas ya que tienen que preparar el escenario para la representación de esa noche. Ya que estamos por aquí aprovechamos para informarnos. Hay dos posibilidades para visitar las instalaciones. Durante todo el día se puede visitar de forma libre y gratuita, pero  si se quiere hacer el “backstage tour” tiene un suplemento de unos 7 euros y consiste en una visita guiada más detallada y con un horario fijado, dando opción de subir al escenario. Decidimos volver al día siguiente con más tranquilidad y decidimos continuar con nuestro agradable paseo.

Paseando por Bregenz. Escenario lacustre al fondo

Paseando por Bregenz. Escenario lacustre al fondo

Hay muchísimo ambiente debido al festival y a que es fin de semana. Los restaurantes están llenos y vemos hasta un chiringuito de “playa” con arena y hamacas, tipo “chillo out”. Regresamos al hotel para cenar y brindamos por la ·”prota” de esta ruta, Yaiza, hoy se ha hecho la etapa completa sin usar el remolque, ¡Toda una campeona! ¡Prost!. Brindamos y ella se siente muy orgullosa, no hay que decir como se sienten los papis y la tía Almu.:)

Espero os gusten estas fotos como resumen de la etapa de hoy.