Cataratas del Rin. (Rheinfall)

Nos levantamos temprano para aprovechar el día que hoy amanecía muy soleado. Tras desayunar nos preparamos una pequeña mochila con bocatas y agua para ir a ver las Cataratas del Rin. Estar a tan solo 40 km es un crimen no acercarse a ver el salto de agua mas alto de Europa, con 23 metros y cuya anchura es de 150 metros. Observar el espectáculo de la fuerza de la naturaleza al precipitarse estrepitosamente cientos de metros cúbicos de agua es un espectáculo que hay que ver en primera fila, así que cogimos enfrente del hotel el tranvía hasta el aeropuerto.

Hay varias opciones para ir, pero desde el aeropuerto hay una buena conexión hasta las cataratas así que la nuestra fue  coger uno de los trenes con dirección a Winthertur, (unos 15-20 min) y desde allí coger el S33, unos 30 minutos más hasta nuestra parada: “Schloss Laufen am Rheinfall”  (Castillo de Laufen y las cataratas del Rin)

Estación de tren "Castillo de Laufen y Cataratas del Rin"

Estación de tren “Castillo de Laufen y Cataratas del Rin”

Día 10. Ruta en Bicicleta, día extra en Zurich. Excursión a las cataratas del Rin.

Hay una zona que puedes acceder sin pagar, pero si quieres las mejores vistas tendrás que pasar por taquilla, son menos de 5 euros por persona y te incluye la entrada al castillo, vale la pena. Una vez bajamos del tren, vemos que hay un ascensor panóramico que te baja a las cataratas o te sube al castillo, pero necesitas un ticket, para ello hay que subir una cuesta, de tierra y piedras, no muy apto para carritos. Una vez arriba vimos que estaba muy animado la zona del castillo, con un enorme parking, restaurantes…, decidimos bajar por el ascensor panorámico, Yaiza alucinaba, buenos y nosotros… las vistas eran impresionantes.  Al llega abajo nos dirigimos a los miradores. La fuerza del agua impresiona.

La roca y los miradores de las cataratas del Rin

La roca y los miradores de las cataratas del Rin

Desde allí veíamos cuatro barquitos de diferentes colores, dependiendo del itinerario, todos lo teníamos claro, incluso la peque, había que coger el amarillo para ir hasta la roca, situada en medio de las cataratas. Fuimos bajando poco a poco hasta llegar al embarcadero y dependiendo de los itinerarios el precio varia, nosotros lo teníamos claro.

Rutas en barco por las cataratas del Rin. Suiza

Rutas en barco por las cataratas del Rin. Suiza

Cogimos el rojo para cruzar el río y una vez allí cogimos el amarillo con dirección al peñasco. Impresiona y se siente la fuerza del agua a medida que nos acercamos a la roca, donde hay una plataforma y desde allí subimos por unas empinadas escaleras hasta llegar a la cima… ¡No hay palabras! Estás en medio de la catarata y sientes la fuerza de la naturaleza… Da mucho respeto. No sabíamos donde mirar…

Cataratas Rin

Cataratas Rin

Poco a poco fuimos bajando por las escaleras y cuando llego de nuevo el barco subimos y nos fuimos de nuevo a la orilla, donde hay otro pequeño castillo, restaurantes, tiendecitas. Decidimos comprar algo para beber y tras inspeccionar la zona encontramos una zona de picnic con vistas a la catarata… No hay mejor restaurante. Estuvimos allí largo y tendido, viendo como salían los barcos, la gente paseando, en bicicleta y de fondo el rugir del agua.

No queríamos irnos.

Picnic con vistas en las cataratas del Rin.

Picnic con vistas en las cataratas del Rin.

Decidimos coger el barco rojo para volver a cruzar el río y subir por el ascensor panorámico al Castillo medieval de Laufen para realizar la visita.

Castillo de Laufen.Rin

Castillo de Laufen.Rin

Estuvo entretenido ya que cuenta con once salas que nos trasladaran a la época romántica y la Belle Epoque hasta nuestros días. Alguna de sus estancias cobraban vida contando la historia del castillo.

Sala didáctica del Castillo de Laufen. Cataratas del Rin

Sala didáctica del Castillo de Laufen. Cataratas del Rin

Nota. Si viajais con niños a las cataratas del Rin, podeis llevaros el carrito sin problemas, existen rampas e incluso un ascensor panorámico. Cuando cruzais el río en las barcas rojas, podéis llevaros el carro, pero para luego coger el amarillo, debereis dejarlo en un sitio habilitado para ello en la taquilla, ya que no se puede circular en la roca, son todo escaleras. Aquí podéis descargaros el folleto de las cataratas en inglés con todos los atractivos de la zona.

También os dejo un pequeño video con nuestras vivencias.